Black Jack

El Black Jack consiste en alcanzar o acercarse a 21 puntos sin pasarse, con las dos cartas que el croupier le ofrece o solicitando complementarias, de forma que obtengamos una puntuación superior a la del croupier.

Primero solicitan carta los apostantes y en último lugar el croupier que empieza con una sola carta. El empate ni pierde ni gana. En caso de superar los 21 puntos, se pierde lo apostado.

El croupier debe pedir carta hasta 17 y debe tomar el As como 11 si con ello alcanza los 17 puntos y como 1 en caso de superar los 21.

Se utilizan 6 barajas, tres azules y tres rojas, de 52 cartas cada una. El valor de cada carta es: As (1 ó 11 puntos); K, Q, J (10 puntos) y el resto el valor de su dígito.

En la partida pueden participar hasta 7 ó 9 jugadores dependiendo del tipo de mesa, los cuales incluso pueden autorizar a otros (hasta 3) para compartir su suerte sin capacidad de decisión.

Las fichas pueden adquirirse en la mesa o en el servicio de Caja.

Jugadas: Black Jack (As y figura en las dos primeras cartas), doble (opción de doblar lo apostado), separar cartas iguales o retiro (se retira de la mano perdiendo la mitad de lo apostado), seguro (cuando el croupier tiene un As en su primera carta).